expats

Sobrevivir los primeros meses como emigrante/expatriado

Sabemos que ser personas emigrante o expatriada no es lo mismo. Mientras que las primeras cambian su lugar de residencia dentro del propio país (emigración interna) o fuera de sus fronteras, sin un contrato de trabajo en vigor, las personas expatriadas trasladan su residencia a un país extranjero con un contrato, es decir siendo personas trabajadoras de una empresa.

El hecho de no tener que iniciar una búsqueda de empleo en un país extranjero evita una de las principales preocupaciones y dificultades cuando decidimos marchar a otro país. Sin embargo, tanto las personas emigrantes como las expatriadas comparten el dejar a atrás un sistema de funcionamiento de una sociedad que conocen, lazos sociales (personales y familiares) y probablemente un idioma que dominaban a la perfección por una segunda lengua.

La falta de rutinas que estructuren el día a día como tener un empleo o las relaciones sociales, junto a la incertidumbre que provoca el desconocimiento, puede provocar sentimientos de tristeza, depresión o incluso, rechazo hacia la sociedad y cultura del país de destino. En una entrada anterior os dejábamos algunos consejos sobre la expatriación en Argelia, que se pueden aplicar a otros países. (más…)

Anuncio publicitario